Compatibilidad con NBASE-TTM 2.5G/5GBASE-T para la instalación de cableado existente | Fluke Networks

Blog

Ir a todos los blogs

¿Mi planta de cable existente será compatible con 2.5/5GBASE-T?

Mark Mullins

Impulsado por NBASE-T Alliance y compatible con la especificación NBASE-T, IEEE 802.3bz indica 2,5 Gbps a través de 100 metros de cableado de Categoría 5e o 5 Gbps a través de 100 metros de cableado de Categoría 6. También incluye compatibilidad con 5 Gbps en la Categoría 5e en casos de uso definido (frecuencias ampliadas).

2.5/5GBASE-T se introdujo principalmente para admitir dispositivos Wi-Fi 802.11ac sobre la base instalada de la Categoría 5e y 6, pero ahora que el equipo activo se encuentra en el mercado, varios negocios empresariales necesitan desplegar esta tecnología y aprovechar las ventajas de una conexión Wi-Fi más rápida sin una actualización del cableado.

Aunque no todas las instalaciones de cableado se crean de la misma forma y los traslados, las adiciones y los cambios en el transcurso de los años pueden causar daños físicos que pueden afectar al rendimiento. Es importante saber si la instalación del cableado existente admitirá la conectividad 2.5/5GBASE-T antes de invertir en el equipo.

El por qué y el cómo

Casi el 80% de la base instalada de las infraestructuras de cableado en redes LAN empresariales consta de la Categoría 5e, la cual funciona a 100 MHz, o el cableado de la Categoría 6, el cual funciona a 250 MHz; ambos son normalmente capaces de admitir hasta 1000 Mbps. Para la mayoría de los clientes empresariales, esto ofrece suficiente ancho de banda para las aplicaciones de oficina.

En el momento de introducir el Wi-Fi 802.11ac en su primera fase (Onda 1), necesitaba conexiones gigabit, lo cual significaba que las infraestructuras de cableado de Categoría 6 y Categoría 5e basadas en las normas podrían admitir estos dispositivos. Pero con el fin de poder admitir más dispositivos y aplicaciones inalámbricas, como la transmisión de vídeo a través de Wi-Fi, se necesitaban velocidades más rápidas que las de Gigabit Ethernet. Por lo tanto, surgió la segunda fase de 802.11ac (Onda 2) y se duplicó la velocidad.

Se extiende la vida útil del cableado de Categoría 5e y 6 al permitir la compatibilidad con Wi-Fi 802.11ac de Onda 2, los estándares de 802.3bz se basan en 10GBASE-T pero reducen la velocidad de señalización por la mitad (para 5GBASE-T) y por una cuarta parte (para 2.5GBASE-T) para corresponder con las frecuencias para el cableado de Categoría 6 y Categoría 5e, respectivamente. Además admiten PoE, incluyendo PoE plus (tipo 2) y el próximo PoE tipo 3 de cuatro pares, para ofrecer potencia a los puntos de acceso Wi-Fi.

Evaluación de riesgos

Si bien Alien Crosstalk es un factor limitante en las aplicaciones 2.5GBASE-T y 5GBASE-T, los cableados de Categoría 5e y Categoría 6 no incluyen especificaciones para Alien Crosstalk. Como consecuencia, se introdujeron las especificaciones de rendimiento TIA TSB-5021 y ISO/IEC TR 11801-9904 para abordar la evaluación del cableado existente de Categoría 5e y 6 con el fin de admitir estas aplicaciones. Estos documentos caracterizan la frecuencia ampliada para el rendimiento de la Categoría 5e por encima de 100 MHz (para admitir 5GBASE-T) e incluyen especificaciones de cualificación, como los parámetros del cableado interno (pérdida de inserción, pérdida de retorno, diafonía en el extremo cercano, etc.) y Alien Crosstalk.

Medición de riesgos ALSNR por NBASE-T Alliance

Se determina el rendimiento de Alien Crosstalk para admitir aplicaciones de 2.5/5GBASE-T por medio de una formulación denominada ALSNR, Alien Limited Signal to Noise Ratio. ALSNR combina cálculos de pérdida de inserción, diafonía en el extremo cercano (NEXT) y diafonía en el extremo lejano (FEXT).

Se sabe bien que los paquetes de cables más largos y compactos demuestran más Alien Crosstalk y se puede conducir una evaluación para determinar los canales que podrían estar en riesgo. Esta evaluación se puede realizar revisando la documentación del cableado, los resultados anteriores de comprobación y las inspecciones visuales.

Esta tabla de NBASE-T Alliance es una buena guía para determinar el riesgo: entre más larga sea la longitud del cableado en paquete, mayor es el riesgo de ALSNR. Por este motivo una buena documentación resulta muy útil: los resultados de comprobación desde el momento en que se desplegó la instalación del cableado se pueden organizar por longitudes para determinar si los enlaces son vulnerables. La inspección visual le indicará si estos enlaces están compactos firmemente.

La mitigación puede ayudar, pero solo la comprobación puede informar

Si bien la mayoría de los clientes empresariales con instalaciones de cableado previamente certificado tal vez tengan pocos inconvenientes para admitir 2,5 y 5GBASE-T, la comprobación es realmente la única forma de saber si los enlaces funcionarán correctamente. Afortunadamente, la serie DSX de comprobadores de Fluke Networks incluye una opción para la comprobación de 2,5 y 5GBASE-T: la cual se puede llevar a cabo en menos de diez segundos.

Si la planta de cableado de Categoría 5e o Categoría 6 existente incluye paquetes compactos de cables largos que evitan que pase ALSNR para admitir 2.5/5GBASE-T, puede intentar algunas prácticas de mitigación. Desenrolle los cables, especialmente los cables de conexión, puesto que la señal de interferencia se vuelve más intensa cuando se acerca al transmisor. Otra opción es intentar reemplazar los latiguillos de Categoría 5e o 6 con componentes blindados de Categoría 6A. También puede limitar la aplicación 2.5/5GBASE-T a los canales más cortos (menos de 50 metros) o ser selectivo cuando elija puertos de panel de conexión no adyacentes para las aplicaciones 2.5/5GBASE-T.

Y si en serio debe mitigar, asegúrese de volver a realizar la comprobación con el comprobador DSX para confirmar la compatibilidad.


 
 
Powered By OneLink