Equipos y herramientas de comprobación de fibra óptica: certificadores de fibra óptica de Fluke Networks

Comprobadores de fibra óptica

 

Comprobadores de fibra óptica

Comprobación de fibra óptica

El cableado de fibra óptica es el núcleo de las redes de comunicaciones de datos en la actualidad. La fibra óptica es el tipo de medio predominante para los enlaces en los centros de datos de importancia crítica, redes troncales dentro de los edificios y distancias más largas en redes de campus. A medida que las velocidades de las redes y la demanda de ancho de banda están aumentando, las limitaciones de distancia y pérdida han disminuido, de modo que la comprobación de certificación del cableado de fibra óptica cobra más importancia que nunca.

Inspección del cable de fibra óptica para detectar pérdida de luz

Certificación de cables con FI-7000 Fibre Optic Inspector Durante décadas, la fibra óptica se ha inspeccionado y limpiado para asegurar el paso adecuado de luz. Aunque la inspección de fibra óptica y la limpieza de los conectores de fibra no es novedad, sí que cobra importancia a medida que aumenta la velocidad de los datos de los enlaces y se reducen los márgenes de pérdida óptica. Con menos tolerancia a la pérdida de luz general, la atenuación en los adaptadores debe reducirse más que nunca. Esto puede lograrse mediante la inspección y limpieza de cables de fibra óptica cuando se instalan adecuadamente o al hacer movimientos o cambios.

Existen dos tipos de problemas que pueden causar pérdida óptica cuando las señales luminosas atraviesan un extremo de la fibra y se introducen en otro, dentro de un adaptador: la contaminación y los daños.

El polvo, los aceites y los geles tixotrópicos son formas habituales de contaminación en las terminaciones de los conectores de fibra. Con el simple contacto, la contera depositará de inmediato el aceite del cuerpo en la terminación y provocará una atenuación inaceptable cuando se haya realizado la conexión. En el aire flotan partículas diminutas cargadas de electricidad estática y polvo que pueden posarse en las terminaciones no protegidas. Esto puede producirse especialmente en lugares en construcción o en proceso de renovación. En instalaciones nuevas, los geles hidrófugos y los lubricantes pueden acabar fácilmente depositándose en los extremos de la fibra.

Los daños en el cableado de fibra óptica se manifiestan como arañazos, agujeros, grietas o muescas. Estos defectos de la superficie del extremo de la fibra pueden estar causados por una terminación incorrecta o contaminación durante el acoplamiento. Llevar a cabo las conexiones primero y luego inspeccionar aquellas que no funcionen correctamente es un procedimiento arriesgado ya que el contacto físico entre contaminantes acoplados puede producir daños permanentes. Estos daños obligan a volver a aplicar terminaciones o reemplazar enlaces preterminados, lo que consume tiempo y dinero.

Desde la aparición del cableado de fibra óptica se han utilizado microscopios estéreos de sobremesa para inspeccionar los extremos de la fibra. Con el tiempo, se han diseñado microscopios portátiles más pequeños para comprobar fácilmente el cable de fibra. Los microscopios pueden dividirse en dos grupos distintos: ópticos y de vídeo. Los microscopios ópticos llevan incorporado una lente objetivo y una lente ocular que permiten ver el extremo de la fibra directamente a través del dispositivo. Los microscopios de vídeo incorporan una sonda óptica y una pantalla que permite ver la imagen captada por la sonda. Estas sondas presentan un tamaño reducido con el objetivo de poder acceder a los puertos ubicados en lugares de difícil acceso. Las imágenes pueden ampliarse para identificar con facilidad la suciedad y los daños. Debido a que la terminación de la fibra se visualiza directamente en una pantalla, las sondas minimizan el riesgo de que el ojo humano reciba radiación láser perjudicial. Fluke Networks ofrece una gama de microscopios de fibra óptica desde los que tienen características simples hasta los profesionales.

Limpieza de cables de fibra óptica

Puesto que la limpieza forma parte del mantenimiento del cableado de fibra óptica desde hace años, cada uno tiene sus propias costumbres a la hora de limpiar los extremos de la fibra, lo que incluye opciones poco recomendadas como inyectar aire comprimido al cableado de fibra óptica o el uso de alcohol isopropílico (IPA). Los disolventes especiales para fibra disuelven prácticamente cualquier contaminante escondido en el extremo de una fibra y ofrecen velocidades de evaporación que permiten una eliminación perfecta de los contaminantes antes de los acoplamientos. Las herramientas más básicas son las toallitas y bastoncillos utilizados para limpiar latiguillos y el interior de los puertos, respectivamente. Los kits de limpieza de fibra óptica incluyen todo el solvente y equipo necesarios para una limpieza precisa de los extremos.

Configurador del kit de Versiv

¿Cómo utilizará su Versiv?

Instrucciones de configuración para el kit Versiv

Comprobación de fibra óptica: solución de problemas, verificación y certificación

Los comprobadores de cableado de fibra óptica incluyen herramientas y equipo para realizar la inspección y limpieza básica, resolución de problemas, verificadores, certificadores y comprobadores avanzados de OTDR para la solución de problemas y el análisis del cableado de fibra óptica existente.

Para la resolución de problemas de cables de fibra óptica y comprobadores de verificación, las soluciones de medidores de potencia y fuentes de luz de SimpliFiber Pro funcionan de manera conjunta para medir la pérdida de fibra multimodo y monomodo. Esta herramienta de resolución de problemas de cables de fibra óptica tiene almacenaje incorporado de resultados y sincronización de longitud de onda automatizada que ahorra tiempo y previene errores.

La certificación del nuevo cableado de fibra óptica por los estándares de IEEE, de TIA/EIA, o de ISO/IEC es necesaria asegurarse de que el enlace ejecutará que deseen poner en marcha. La certificación completa del cableado de fibra óptica incluye dos partes: el Nivel 1 o régimen básico de control y el Nivel 2 o régimen extendido de control. La certificación del cableado de fibra óptica de nivel 1 se realiza con un medidor de potencia y una fuente luminosa o un conjunto de comprobación de pérdida óptica, como el CertiFiber Pro, para medir la pérdida absoluta del enlace y compararla con los límites del estándar. La certificación de cableado de fibra óptica de nivel 2 y la resolución de problemas pueden llevarse a cabo con un OTDR, como el de OptiFiber Pro.

La certificación de enlaces de cable de fibra óptica requiere el equipo de comprobación adecuado, conocimientos exhaustivos de los estándares de instalación y de aplicación y capacidad para documentar los resultados de la comprobación. El CertiFiber™ Pro es un comprobador portátil de certificación de fibra óptica que certifica rápida y fácilmente las redes con varios modos de funcionamiento. Un botón mide la longitud de la fibra y la pérdida óptica en dos fibras a dos longitudes de onda diferentes, calcula la pérdida máxima permitida, compara los resultados con el estándar de la industria seleccionado y proporciona una indicación instantánea de PASA o FALLA. Los resultados de comprobación del certificador de fibra se pueden guardar y gestionar fácilmente con el software incluido de LinkWare.

Nivel 2

certificación de fibra óptica

añade el uso de un OTDR, para asegurar la calidad de los componentes individuales del enlace instalado. Obtenga más información sobre OTDR y fibras certificadas con el nivel dos aquí.

Fluke Networks es el líder de mercado en la comprobación de

equipo de fibra óptica para empresas

, con una amplia gama de los comprobadores de fibra óptica resistentes de campo para inspeccionar, limpiar, verificar, certificar y resolver problemas en las redes de cable de fibra óptica.
 

Contáctenos

EE. UU. y Canadá: 1-800-283-5853
Internacional: 1-425-446-4519
 
 
Powered By OneLink