A veces… es el cable

23 de enero de 2020 / General

Hay un anuncio que dice: “Sabemos una o dos cosas porque hemos visto una o dos cosas”.  Con miles de millones de enlaces certificados por nuestros comprobadores y algo así como cinco más por cada segundo de cada día hábil, hemos visto casi todos los problemas de cableado posibles. Esto significa que hemos visto muchos cables malos.

Hablamos de los cables que no sirven, desde la bobina antes de que el instalador haya tenido la oportunidad de tocarlo. Esto no es común, pero es algo para lo que estamos preparados y usted también debería estarlo. La mayoría de las veces, se debe a que alguien recortó el presupuesto y eligió la oferta especial de algún fabricante desconocido, pero incluso los fabricantes reputados han tenido problemas. Este es un ejemplo que sucedió en el Centro de Asistencia Técnica (TAC) el mes pasado.

El contratista se puso en contacto con nosotros porque sus comprobaciones fracasaban.  Nos proporcionaron los resultados completos de las comprobaciones en el formato de LinkWare de .flw con datos de gráficos, siempre recomendados en caso de que necesite nuestra ayuda para realizar el seguimiento de un problema.  De un total de 95 comprobaciones, 6 fracasaron y 12 habían aprobado con un “PASS*”. El asterisco de la medición indica que, aunque el resultado fue mejor que el límite seleccionado, se encontraba dentro de la precisión del comprobador.  Por ejemplo, consulte el primer gráfico.  Puede observar que el resultado de pérdida de retorno (RL) para el par 3-6 (verde) se encuentra muy cerca de la línea límite (rojo) a alrededor de 350 MHz. De hecho, el informe de LinkWare muestra que el valor medido a 352,0 MHz está dentro de los 0,4 dB de la línea límite.  La incertidumbre de medición del DSX es mayor que 0,4 dB, lo que significa que existe una incertidumbre significativa respecto a si la medición realmente se ha aprobado, lo que conduce a la notificación de “PASS*”.

Suele suceder que cuando los clientes ven un alto número de fallos, sospechan del comprobador.  (Pensaría que esto nos hace sentir mal, pero confíe en mí, nos sucede lo mismo aquí.)  Preocupado por el comprobador, este cliente realizó una serie de comprobaciones automáticas, conectando el adaptador de enlace permanente de la unidad principal directamente al adaptador de canal del mando a distancia.   En cada caso, el margen estaba en el rango de 13 a 15 dB, mucho más allá del margen de error.  Esto confirmó que el problema no era el comprobador ni los adaptadores. (Casi nunca lo es.)

Ahora, los nerds como nosotros piensan que estos gráficos son geniales y disfrutan de descifrar el problema en función de ellos. Y cuando se ha “visto una o dos cosas”, como en el caso de nuestro equipo de TAC, a menudo se puede averiguar el problema a partir de este diagrama. Le dirán que las “caídas” en el rendimiento de la pérdida de retorno indican un problema con el cable. Sin embargo, aunque les gusta rastrear un misterio difícil y demostrar su experiencia, los clientes reales preferirían ir directo al grano.

Por eso, nuestros comprobadores disponen de un par de funciones de diagnóstico integradas: el reflectómetro de dominio de tiempo de alta definición (HDTDR) y el analizador de diafonía de alta definición (HDTDX).  Estos identifican la ubicación del reflejo o de la diafonía a lo largo del cable.  En este caso, el HDTDR se parecía al segundo gráfico.

¿Puede detectar dónde se encuentra el fallo?  ¿No?  Esto se debe a que se encuentra en toda la longitud del cable.  La mayoría de las veces, el fallo consiste en un mal conector o trabajo de instalación, y aparecerá un pico en ese lugar y sabrá qué reparar. Cuando se ve como esto, significa que el cable es defectuoso y que la única forma de solucionarlo es sustituirlo por algo mejor.  Así que es comprensible cuando alguien busca alguna otra cosa a la cual echarle la culpa, como el comprobador mismo.

El DSX tiene una forma aún más sencilla de detectar fallos en un enlace, una función llamada FaultInfo.  Cuando un enlace falla, toque la pestaña de “Diagnóstico” que aparece en la pantalla para ver una explicación sencilla del problema tal como se muestra en la figura a la derecha.  Nuestro TAC piensa que elimina el reto y la oportunidad de contar una buena historia.  Pero a diferencia de mí, no se les paga por contar historias.

Nuestro gerente de ventas local proporcionó la última pista a este caso después de encontrar el diagnóstico. Su respuesta (menos algunos de los términos más coloridos), ofreció la última pieza del rompecabezas: “Antes de esto, convencí a [su distribuidor] de dejar de vender ese material, así que me sorprendió cuando el contratista me dijo que era el cable. Resulta que compraron este cable de un distribuidor diferente. Recortaron el presupuesto para ganar una licitación y ahora están pagando el precio”.

Una última nota: si sospecha de un cable de mala calidad, puede comprobarlo en la bobina o en la caja antes de instalarlo. Vea este vídeo para ver cómo hacerlo: https://www.youtube.com/watch?v=-APuN2edUP0

Explore nuestros productos

                

                   

Configurador del kit de Versiv

                   

¿Cómo usarás tu Versiv?